160 palabras / 8 de Marzo en llamas

Ramón Zorrilla.

RAMÓN ZORRILLA / [email protected]

Era el 8 de marzo de 1908. Las obreras llegaron temprano como de costumbre, a la fábrica cotton de Nueva York para su jornada normal de trabajo.
Ese día decidieron encerrarse en la fábrica como señal de protesta, sin saber que, precisamente allí donde trabajaban, les ocurriría una tragedia para la que no estaban preparadas ni ellas, ni sus familias, ni la ciudad, ni el mundo.
Más de 140 mujeres (hijas, madres, hermanas, tías o esposas de alguien) murieron quemadas en un “incendio provocado por las bombas incendiarias lanzadas para obligarlas a salir del encierro voluntario que mantenían en señal de protesta por los bajos salarios y las infames condiciones de trabajo”.
En 1910 en la II Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas en Copenhague, la alemana Clara Zetkin, propone que se proclame el 8 de marzo Día Internacional de la Mujer Trabajadora para recordar esta tragedia. La ONU lo hizo oficialmente en 1977.